RESULTADOS EN LA SOCIEDAD

La Fundación Metropolitana desde su concepción, siempre ha velado por el desarrollo de una sociedad basada en los principios de inclusión e igualdad; naciendo de la iniciativa de nuestro presidente y fundador, el Dr. Carlos Espinoza Cordero, quien luego de perder su brazo izquierdo a los 19 años en un trágico accidente, se vio decidido a realizar un cambio por aquellos olvidados e históricamente excluidos.

Comprometidos con la solidaridad y la promoción de la educación superior, la Fundacion Metropolitana, Inc. tiene como objetivo desarrollar anualmente un plan de becas académicas, enfocado principalmente a la atención de personas pertenecientes a grupos históricamente excluidos y en condiciones de vulnerabilidad socioeconómicas, ofertando becas que cubren hasta el 100% de la matrícula estudiantil.

Por medio de la Universidad Metropolitana, institución de educación superior ecuatoriana que colabora como socio académico, las personas becadas son enroladas en la carrera de su preferencia, brindándoles oportunidades de formación académica e inserción profesional.

Del 2010 – 2021, nuestra sede en el Ecuador ha beneficiado el ingreso a la Educación Superior de aproximadamente 10,834 estudiantes en el Ecuador.

Becas completas a un total de 2,420 estudiantes en las ciudades de Guayaquil (708) y Quito (1,712).

Valor en beneficios académicos que asciende a un total de $1,400,000.

TESTIMONIOS

Adrián Ramírez

Estudiante de Logística y Transporte

Yo estaba estudiando para ser oficial mercante, pero desafortunadamente sufrí un accidente en mi hombro derecho, lo que me obligó a abandonar mis estudios. A la par, también perdí mi trabajo. Afortunadamente, la beca que gané me ha permitido no rendirme y continuar con mis estudios. Es una gran ayuda porque soy padre y también tengo que hacerme cargo de la educación de mi hija. Por eso, siempre les aconsejo a las personas que vale la pena luchar por sus sueños.

Becario de la Fundación Metropolitana

Digna Cedeño

Estudiante de Derecho

Como madre soltera en condición vulnerable, proveniente de un área rural sin servicios básicos, coordinar los tiempos entre el trabajo y una guardería ha sido solo una de las tantas dificultades que tuve que pasar con mi hija. Aún así, desde el principio supe que tenía que estudiar para salir adelante con ella. En el camino algunas personas me dijeron que no lo iba a lograr, y yo misma pensé en renunciar en dos ocasiones; pero no lo hice, porque mi hija es mi motivación y mis sueños son muchos.

Becaria de la Fundación Metropolitana

Francisco Javier Escalante

Estudiante de Administración de Empresas

Yo tenía ganas de estudiar, pero las instituciones siempre me rechazaban por mi discapacidad. Mi situación económica fue otra dificultad, no podía cubrir el costo de una escuela; sin embargo, a raíz de que obtuve una beca fue que pude continuar con mis estudios. Mi mensaje para todos los jóvenes que como a mí se les presentan obstáculos para estudiar, es que nada es fácil pero hay que aprender a luchar para conseguirlo.

Becario de la Fundación Metropolitana

Heidy Vite

Estudiante de Ingeniería en Sistemas

Me frustraba no poder salir de casa y no contar con las fuentes económicas suficientes para continuar mis estudios en la universidad, a pesar de que trabajaba. Ahora que ya estoy estudiando, al ser de otra ciudad, me resulta complicado hacer los traslados para ir a la escuela, pero he hecho todo para superar este impedimento, porque estoy convencida de que si uno quiere, se puede. Si continúas y no te detienes, logras tu objetivo de salir adelante.

Becaria de la Fundación Metropolitana

Ir arriba